Dislipidemia


¿Qué es? |   Realidades de la enfermedad |  ¿Qué debe comer un dislipidémico? | Cuidado de la mujer dislipidémica |  Actividad física para dislipidémicos | Vitamina N para dislipidémicos  |   Referencias |   Revisores

¿QUÉ ES LA DISLIPIDEMIA?

Es la presencia de niveles elevados de colesterol total, de lipoproteínas de baja densidad (LDL, conocido como colesterol «malo») o de los triglicéridos, así como a una concentración baja de las lipoproteínas de alta densidad (HDL, conocido como colesterol «bueno»).

Las medidas óptimas (Nivel deseable mg/dL = miligramos por decilitro de sangre)

  • Colesterol total Menos de 200 mg/dL
  • Colesterol de las lipoproteínas de baja densidad (LDL) Menos de 100 mg/dL
  • Colesterol de las lipoproteínas de alta densidad (HDL) Más de 40 mg/dL
  • Triglicéridos Menos de 150 mg/dL


¿Cuándo medirlos?

A partir de los 20 años, y por lo menos una vez al año, deben medirse las concentraciones de colesterol total, de triglicéridos, de colesterol de las LDL y de colesterol de las HDL, en ayunas. El conjunto de estas mediciones se denomina perfil lipídico en ayunas. Los niños deben ser examinados utilizando un perfil lipídico en ayunas entre los 9 y los 11 años (y a los 2 años si tienen un familiar con hiperlipidemia grave o que ha desarrollado una arteriopatía coronaria a una edad temprana).

| Volver a arriba |

REALIDADES DE LA ENFERMEDAD 

  • La dislipidemia es una enfermedad causada por estilos de vida ((como una dieta rica en grasas saturadas, la inactividad física o el sobrepeso), por herencia genética, por causa de otras enfermedades o por una combinación de estos factores.
  •  Puede producir ateroesclerosis, que da lugar a angina de pecho, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y arteriopatía periférica.
  • El aumento de los lípidos, en particular del colesterol LDL, aumenta ligeramente a medida que la persona va envejeciendo.
  • El riesgo de padecer ateroesclerosis aumenta según los niveles de colesterol total. La ateroesclerosis afecta a las arterias que irrigan sangre al corazón (lo que provoca arteriopatía coronaria), al cerebro (lo que da lugar a enfermedad cerebrovascular) y al resto del organismo (lo que resulta en arteriopatía periférica). Por lo tanto, tener una concentración alta de colesterol total también es un factor de riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular.
Rcomida02
¿QUÉ DEBE COMER UN DISLIPIDÉMICO?
  • Una alimentación con poca cantidad de grasas saturadas y de colesterol reduce los valores de colesterol de las LDL.
  • Se recomienda limitar las calorías procedentes de las grasas a no más del 35% del total de las calorías consumidas en el día.
  • Las personas con concentraciones elevadas de triglicéridos también necesitan evitar el consumo de azúcar (agregada en alimentos o en bebidas), de harina refinada (como la que se usa en la mayoría de los productos comerciales de panadería) y controlar el exceso de alimentos con almidón (como las papas y el arroz).
  • El tipo de grasa que se consume es muy importante. Las grasas pueden ser saturadas, poliinsaturadas o monoinsaturadas. Las grasas saturadas aumentan la concentración de colesterol en mayor medida que otras grasas y no deben aportar más del 7% del total de las calorías del día.
  • Las grasas poliinsaturadas (que incluyen los ácidos grasos omega-3 y omega-6) ayudan a disminuir los niveles de triglicéridos y de colesterol de las LDL en la sangre. El contenido de grasa de la mayoría de los alimentos se indica en la etiqueta del envase.
  • Hay grandes cantidades de grasas saturadas en la carne, en la yema de huevo y en los productos lácteos no descremados como la mantequilla.
  • Los aceites vegetales no contienen grasas saturadas.
  • Algunas margarinas (y ciertos alimentos procesados) contienen grasas trans, que aumentan los niveles de colesterol LDL (el «malo») y reducen los de colesterol HDL (el «bueno).
  • Comer salvado, avena, fríjoles, guisantes, arroz integral, cebada, cítricos, fresas y pulpa de manzana ayuda a reducir el colesterol.
  • El consumo de probióticos, como alimentos funcionales, reducen el colesterol y el perfil lipídico.
  • Evita las preparaciones fritas, mejor si elijes asar, hervir o cocinar al vapor los alimentos.
  • Consume lácteos descremados.
  • Elimina la piel del pollo y toda grasa externa de las carnes.
  • Evita el consumo de embutidos y vísceras.
  • Aumenta el consumo de vegetales y frutas frescas y con cáscara.
  • Ensaya preparar el huevo con espinaca, brócoli y/o coliflor para reducir la cantidad del colesterol que se absorbe.
  • Aumenta el consumo de quínoa, frutos secos y alimentos integrales que reducen la absorción del colesterol.

| Volver a arriba |

R_mujer02
CUIDADO DE LA MUJER DISLIPIDÉMICA

Los valores de lípidos suelen ser algo más altos en los hombres que en las mujeres, pero en estas comienzan a elevarse después de la menopausia.

Desde hace dos décadas, la muerte en mujeres por enfermedades del corazón ha ido creciendo, lo que obliga a contemplar medidas preventivas más precoces.
Los datos de varios estudios muestran que los niveles de colesterol total en mujeres de edad avanzada superan a los de los hombres. Los triglicéridos se mantienen altos en los varones a través de todas las edades y las concentraciones de HDL colesterol son definitivamente más elevadas en las mujeres.

Durante la menopausia, los triglicéridos empiezan a aumentar debido a la disminución de los estrógenos, encargados de regular el colesterol. Significa que durante el período fértil los estrógenos protegen los niveles adecuados de colesterol en las mujeres, pero cuando llega la menopausia, al disminuir los estrógenos, las mujeres empiezan a manifestar dislipidemias.

| Volver a arriba |

R_mov02
ACTIVIDAD FÍSICA PARA DISLIPIDÉMICOS

La alteración de lípidos tiene consecuencias muy evidentes sobre la salud del corazón y uno de los caminos más efectivos para iniciar un tratamiento efectivo es el ejercicio aeróbico.

La actividad regular tiene efectos beneficiosos sobre los niveles de colesterol. Esos efectos pueden ser más significativos dependiendo del volumen e intensidad del ejercicio:

    • Para sujetos sanos: aumentar la actividad física diaria a más de 30 minutos al día, 5 días a la semana; actividad aeróbica prolongada de intensidad moderada-alta (frecuencia cardíaca sugerida: 180 menos la edad) combinada con entrenamiento con cargas de baja intensidad (frecuencia cardíaca sugerida: 150 menos la edad).
    • Para sujetos con colesterol elevado (dislipidemia): aumentar la actividad física a más de 30 minutos al día, 5 días a la semana; actividad aeróbica prolongada, (frecuencia cardíaca sugerida: 180 menos la edad.), combinada con entrenamiento de cargas a alta intensidad (frecuencia cardíaca sugerida: 180 menos la edad). Por ejemplo, si tienes 40 años, es 180 menos 40, o sea que tu frecuencia cardíaca máxima no deberá superar las 140 pulsaciones por minuto.
  • Para sujetos con colesterol elevado (dislipidemia) y movilidad reducida: aumentar la actividad física tanto como sea posible, progresando en el entrenamiento (primero con frecuencia cardíaca de 150 menos la edad y progresar hasta llegar a frecuencia cardíaca de 180 menos la edad). El ejercicio debe atender los grupos musculares grandes, pudiéndose incorporar sesiones en circuito a intensidad moderada.

| Volver a arriba |

R_vit02
VITAMINA N PARA DISLIPIDÉMICOS

Aprender a disfrutar de la naturaleza y tener más contacto consciente (observar, escuchar, tocar) impactar las cifras de lípidos en sangre.

Ese contacto con la naturaleza debe ser diario y puede tener varios efectos positivos en las cifras de colesterol y triglicéridos.

La mejor manera de impactar los lípidos con la naturaleza es llevar a la mesa más productos naturales, disminuyendo las grasas saturadas y fritos y predisponerse a realizar actividad física y ejercicio en contacto con el entorno natural. Es más beneficiosa la actividad física en el entorno natural que a puerta cerrada.

    • Práctica de aprendizaje. Dinamiza tus sentidos. Mira los bosques, los árboles, los jardines, las matas y las flores. Enamórate de ellos. Observa, acércate, háblales.
    • Práctica de toma directa 1. Huele el aroma del campo y la naturaleza. Respira profundo en el entorno natural.
    • Práctica de toma directa 2. Siente el agua limpia y transparente donde te encuentres con ella. Déjala pasar por tus manos, por tus pies, por tu cuerpo.
    • Práctica de relajación. Cierra los ojos en un ambiente natural y escucha. Aprende a distinguir los sonidos de la naturaleza.
    • Práctica de relacionamiento. Abrázate a un árbol, rueda en un prado, siéntate en el bosque, habla con los animales.
    • Práctica de acompañamiento. Ten una mascota, mejor si la adoptas. Compra matas y cuídalas.
  • Práctica de pies en la tierra. Pon los pies desnudos en la tierra. El contacto directo con la tierra equilibra tu energía.
  • Práctica de turismo. Visita los Parques Nacionales Naturales. Un programa imperdible.

| Volver a arriba |

REFERENCIAS

  • (PDF) TRATAMIENTO NUTRICIONAL DE DISLIPIDEMIAS. [accessed Oct 07 2018].

  • (PDF) Alimentos Funcionales y Dislipidemia. México

  • Coburn, J., & Malek, M. (2014). Manual NSCA, fundamentos del entrenamiento personal (2ª ed.). Badalona, España: Paidotribo.

  • Nelson, R. H. (2013). Hyperlipidemia as a risk factor for cardiovascular disease. Primary Care: Clinics in Office Practice, 40(1), 195-211.

  • Wang, Y., & Xu, D. (2017). Effects of aerobic exercise on lipids and lipoproteins. Lipids in health and disease, 16(1), 132.

  • Varady, K. A., & Jones, P. J. (2005). Combination diet and exercise interventions for the treatment of dyslipidemia: an effective preliminary strategy to lower cholesterol levels?. The Journal of nutrition, 135(8), 1829-1835.

  • Mann, S., Beedie, C., & Jimenez, A. (2014). Differential effects of aerobic exercise, resistance training and combined exercise modalities on cholesterol and the lipid profile: review, synthesis and recommendations. Sports Medicine, 44(2), 211-221.

  • Zou, J., Wang, Z., Qu, Q., & Wang, L. (2015). Resistance training improves hyperglycemia and dyslipidemia, highly prevalent among nonelderly, nondiabetic, chronically disabled stroke patients. Archives of physical medicine and rehabilitation, 96(7), 1291-1296.

  • American College of Sports Medicine. (2013). ACSM’s guidelines for exercise

  • (ELSA-Brasil) “Physical Activity and Lipid Profile in the ELSA- Brasil Study”.

REVISORES
Alex Rivera Toquica, Cardiólogo
Clara Saldarriaga. Cardióloga
Diana Ruíz. Médico Deportólogo
Dora Inés Molina. Internista.
Doris Helena Ospina. Psicóloga
Fernando Mendoza, Cardiólogo
Fernando Manzur, Cardiólogo
Harold Arévalo, Médico Deportólogo
Harold IBagón Nieto. Internista – Infectólogo
Jaime Rodríguez, Cardiólogo
Jorge Correa, Fisiterapeuta
José Javier Arango, Diabetólogo
Juan Fernando Gómez. Médico Pediatra
Leany Liceth Bandón. Nutricionista – Dietista
Ximena Palacio, Psicóloga

 

| Volver a arriba |