Tabaquismo


¿Qué es? | ¿Realidades de la enfermedad |  ¿Qué debe comer un fumador? | Cuidado de la mujer fumadora | Actividad física para fumadores |  Vitamina N para fumadores |  Recursos para promover espacios libres de humo de tabaco  |  Referencias |   Revisores

¿QUÉ ES EL TABAQUISMO?

El tabaquismo es una enfermedad adictiva crónica, curable con tratamiento adecuado y potencialmente mortal sin él. El fumador es un enfermo neurológico porque es adicto a la nicotina, sustancia que produce dependencia física y psicológica en el organismo y genera en el fumador un consumo compulsivo, además de efectos estimulantes y relajantes según la dosis ingerida que actúan como refuerzos de la conducta de fumar. La nicotina es responsable de la adicción, la tolerancia y el síndrome de abstinencia.

Dejar de fumar puede ser una meta de vida, pero es difícil lograrlo. No obstante, para ello hay tratamientos y expertos preparados para realizarlos. La sugerencia es identificar clínicas de cesación tabáquica o buscar la ayuda de un psicólogo experto que puede apoyar el proceso de cesación.

REALIDADES DE LA ENFERMEDAD

  • El consumo de tabaco es la causa principal de muerte evitable y se calcula que cada año mata a más de 7 millones de personas en el mundo. (OMS).
  • Existen en el mundo unos 1300 millones de fumadores y cada día, 100 mil jóvenes menores de 18 años (de los cuales 80% viven en países en desarrollo) comienzan a fumar. (OMS).
  • Casi mil millones de hombres fuman en el mundo, (35% de los hombres en países de altos recursos, y 50% de los hombres en países en desarrollo). (OMS).
  • En general, los hombres con mayor educación están dejando de fumar, dejando el consumo para los hombres más pobres y con menos educación. (OMS).
  • Aproximadamente 250 millones de mujeres alrededor del mundo fuman a diario. (OMS).
  • De persistir las tendencias actuales, en 2030 el tabaco mataría a más de 8 millones de personas por año y el 80% de esas muertes prematuras serían en los países de ingresos bajos y medianos.
  • El consumo de tabaco es un factor de riesgo de seis de las ocho principales causas de mortalidad en el mundo.
  • Es el único producto de consumo que daña a todas las personas expuestas a él y mata a la mitad de los que lo consumen.
  • Al año mueren en el mundo 890 mil personas por culpa del humo del cigarrillo, sin que hayan fumado nunca (humo de segunda mano).
  • Cerca de 22 mil personas mueren anualmente en Colombia por enfermedades atribuibles al consumo del tabaco. (Ministerio de Salud y Protección Social).
  • Cada día mueren 72 colombianos por culpa del tabaquismo.
  • El recaudo anual por impuestos al tabaco es de 400 mil millones de pesos.
  • La prevalencia de consumo de cigarrillo actual en adultos colombianos, entre 18 y 69 años, es de 12,8%, siendo mayor en los hombres que en las mujeres. (Ministerio de Salud y Protección Social).
  • Los residuos de tabaco contienen más de 7000 sustancias químicas tóxicas que envenenan el medio ambiente, algunas de ellas cancerígenas para el ser humano.

| Volver a arriba |

Rcomida04
¿QUÉ DEBE COMER UN FUMADOR?

El fumador tiene asociados varios hábitos a su alimentación diaria. Consideran “oportuno desayunar” con un cigarrillo, lo ven ideal para después de las comidas porque creen que “ayuda con la digestión”, también lo ven oportuno para acompañarlo con un tinto, otros habituales fumadores asocian el cigarrillo con calmar el hambre y también hay quienes aseguran que dejando de fumar se aumenta de peso. (sin embargo, pese a que el cigarrillo aumenta el gasto de calorías no es la forma más saludable de mantener el peso corporal).

Los números tóxicos que contiene el cigarrillo le impiden al cuerpo asimilar varias sustancias, contenidos en los alimentos, que son indispensables para su buen funcionamiento. Por eso consideramos, que el primer cuidado del fumador debe pasar por un aprendizaje con la comida o reevaluarse si debe seguir consumiendo cigarrillo, ya que interfiere de manera notoria en la absorción de algunos nutrientes y especialmente porque algunos de ellos son necesarios para el proceso de desintoxicación:

INTERFERENCIA EN LA ABSORCIÓN DE LA VITAMINA C

Un solo cigarrillo inhibe la absorción de 25 mg de Vitamina C. Por eso se hace indispensable que el consumo de esta vitamina cubra los requerimientos que se disminuyen al fumar. Su deficiencia produce asma. Los alimentos ricos en Vitamina C son: guayaba, papaya, naranja, fresas, kiwi, lulo, mango, naranja, piña y sandia.

DEFICIENCIA DE VITAMINA E

Esta vitamina es un fuerte antioxidante y es crucial en la reproducción. El fumador tiene deficiencia de Vitamina E. Esta Vitamina se encuentra en aceites como el de oliva, pero también en almendras, coles y brócoli

IMPIDE LA ABSORCIÓN DEL CALCIO

El fumador no tiene una buena absorción de calcio porque inhibe la oxigenación de los tejidos. Los alimentos ricos en calcio son leches y derivados (queso, quesito, cuajada, yogurt, kumis), así como las almendras y las sardinas.

Está claro que para salvaguardarse de estos efectos lo mejor que puede hacer un fumador es dejar de fumar, pero no está demás que si desea seguir fumando tenga en cuenta que hay alimentos que se convierten en agentes protectores frente a las sustancias tóxicas.

Veamos algunos ejemplos:

  • Alimentos ricos en Vitamina A: (Antioxidantes) quesito, hígado, arveja, avena, mandarina, mango, zanahoria, auyama y carnes.
  • Alimentos ricos en zinc: carnes, principalmente los pescados, pero también granos (frijol, arveja, garbanzo y lentejas).
  • Alimentos con Vitaminas del complejo B: carnes (res, cerdo, pollo, pescado, vísceras), leche, huevo y las leguminosas (frijol, arveja, garbanzo y lentejas).
  • Alimentos ricos en magnesio: acelga, espinaca, bananos, uvas pasas, tamarindo y galletas integrales.
  • Alimentos que favorecen el sistema inmunológico: vegetales y frutas de color amarillo, naranja y rojo, morado, café y verde.

El tabaco afecta el sentido del gusto por los alimentos

Además de todas las funestas consecuencias de fumar, el tabaco produce una pérdida del gusto y genera un cambio en la estructura de las papilas fungiformes de la lengua, que es donde se encuentran las papilas gustativas.

Las papilas gustativas son las responsables de transmitir la sensación de dulce, amargo, salado y ácido. Tenemos un promedio de 10 mil que se van regenerando cada dos semanas.

Las sustancias tóxicas del tabaco atrofian ese proceso. Los fumadores disminuyen hasta en un 20% la identificación correcta de los sabores y las sustancias tóxicas del cigarrillo pueden impedir la regeneración correcta de las papilas gustativas, lo que no sólo puede afectar al sentido del gusto de los fumadores, sino también a quienes ya han dejado de fumar, generando consigo pérdida del apetito y por ende del peso corporal. Es importante que el fumador use especias, hierbas y condimentos naturales para evitar el consumo excesivo de sal y/o caldos concentrados y para favorecer al sentido del gusto.

| Volver a arriba |

R_mujer04
CUIDADO DE LA MUJER FUMADORA

La industria del tabaco definió a la mujer como su objetivo esencial. La razón fue que el número de mujeres fumadoras fue siempre inferior al de los hombres, entonces todas las estrategias de mercadeo tuvieron a la mujer como el objetivo inmediato.

La consecuencia es que enfermedades que eran antiguamente raras en la mujer como cáncer de pulmón, infartos e insuficiencia coronaria, han ido aumentado a medida que las mujeres son más adictas al cigarrillo. De hecho, estas enfermedades son muy usuales en las mujeres fumadoras.

Consecuencias del consumo de tabaco para la salud de la mujer:

  • El riesgo anual de muerte de la mujer, cuya edad oscila entre los 45 y los 74 años, aumenta más del doble entre las fumadoras asiduas, en comparación con las que nunca han fumado.
  • El riesgo de contraer cáncer de pulmón aumenta según la cantidad, duración e intensidad del hábito. El riesgo de muerte por cáncer de pulmón es 20 veces más frecuente entre las mujeres que fuman dos o más paquetes diarios.
  • Fumar es una de las causas principales de cáncer de laringe, vejiga y esófago en las mujeres.
  • El tabaquismo, la hipertensión y el exceso de colesterol en la sangre, son factores que incrementan el riesgo de estrechamiento de arterias que llevan sangre y oxígeno al corazón.
  • El tabaco es el principal factor causante de las enfermedades respiratorias diferentes al cáncer.
  • El tabaco aumenta el riesgo de enfermedad coronaria en las fumadoras que toman anticonceptivos orales.
  • El tabaco afecta la producción de estrógenos y puede adelantar hasta en dos años la menopausia.
  • El tabaco contribuye a que se desarrolle la osteoporosis.
  • Las mujeres que fuman aceleran la aparición de arrugas en el rostro y se ven siempre con más años de los reales.
  • La fertilidad de la fumadora pasiva también se afecta, porque el humo ajeno la impacta de la misma forma. Una mujer no fumadora que acepta que otras personas fumen en la convivencia de su vida cotidiana se enferma igual que una mujer fumadora.
  • En las mujeres fumadoras se aumenta la cantidad de pérdidas (aborto espontáneo) y se aumenta también el riesgo de embarazo fuera del útero (ectópico).
  • El cigarrillo está asociado con el bajo peso al nacer, mayor riesgo de muerte perinatal y a complicaciones del recién nacido, mayor riesgo de desprendimiento prematuro de la placenta (evento que causa sufrimiento fetal, y a menudo muerte fetal), significativamente más riesgo de parto prematuro, y mayor riesgo de malformaciones fetales, como labio leporino y paladar hendido.

| Volver a arriba |

R_mov03
ACTIVIDAD FÍSICA PARA FUMADORES

En general, en cualquier contexto social, la práctica del ejercicio y el deporte es incompatible con el acto de fumar.

El humo del cigarrillo tiene graves consecuencias sobre quienes practican alguna actividad física o deporte, pues el monóxido de carbono, gas producido por la combustión del tabaco y del papel, se adhiere a la hemoglobina de la sangre, disminuyendo su capacidad para abastecer al organismo de la cantidad de oxígeno que necesita.

El tabaco provoca aumento del ácido láctico, y en consecuencia tendrás fatiga rápida, respiración pesada y aumento de dolor después de tus rutinas de ejercicios. Menos oxígeno en la sangre reduce la resistencia física, reduce el rendimiento deportivo, pero afecta el movimiento regular del día como caminar, subir escaleras o hacer tareas domésticas.

Los fumadores llegan al agotamiento antes de los no fumadores, y no pueden correr tan lejos o tan rápido como los no fumadores. Otras consecuencias:

  • Obtienen menos beneficios del entrenamiento físico.
  • Tienen menos fuerza muscular y flexibilidad.
  • Aumentan los trastornos del sueño.
  • Sufren de falta de energía y aliento, casi tres veces menos energía que los no fumadores.
  • Tienen casi el doble de probabilidades de sufrir lesión que los no fumadores.
  • Necesitan más tiempo para sanar después de una lesión, o el riesgo de no tener curación.

La realización de cualquier actividad física produce en el cuerpo endorfinas, llamadas también “las hormonas de la felicidad”. Gracias a ellas se produce en el cuerpo una estimulación similar a la que produce la nicotina en el cerebro al consumir cigarrillo, sensación que logra combatir el conocido síndrome de abstinencia. Una investigación realizada en ratones, publicado en The British Journal of Pharmacology, muestra evidencias acerca del efecto protector del ejercicio contra la dependencia de la nicotina.

El monóxido de carbono genera estrés vascular. En cada fumada se estimula la segregación de adrenalina, que produce vaso-constricción, hipertensión y daños al endotelio, que es el revestimiento interior de las arterias.

Existe fuerte evidencia de que la actividad física reduce los síntomas de abstinencia, el deseo de fumar y el aumento de peso durante el abandono del tabaco. Por el contrario, la persona que hace ejercicio y fuma prácticamente neutraliza los beneficios de su actividad. La creencia popular de que la actividad física elimina los efectos nocivos asociados al tabaquismo es absolutamente falsa. Nada más alejado de la realidad. En el organismo de los fumadores, que practican ejercicio, se observa un daño similar al que padecen los fumadores que no lo hacen.

Es evidente que existe la necesidad de comprender por qué el ejercicio físico debe incluirse en los programas de deshabituación del tabaco, aclarar cómo el ejercicio puede ayudar a los fumadores que deseen abandonar el hábito y establecer el tipo de actividad física más favorable, así como su intensidad, duración y frecuencia óptimas para que los fumadores se beneficien al máximo de su efecto de una forma sostenida. Es importante destacar, además, que la persona fumadora, de la misma manera que las que tienen exceso de peso o las que se han mantenido sedentarias por mucho tiempo, deben realizar una consulta médica antes de retomar una actividad física o practicar algún deporte.

Para comenzar, es aconsejable optar por ejercicio de resistencia aeróbico de larga duración no muy diferente al de la vida cotidiana. Caminar, nada, ir en bicicleta o correr son buenos ejemplos y tiene potencial de aliviar el deseo de fumar.

Sesiones de 20 minutos todos los días la semana e ir aumentándolas progresivamente hasta los 60 minutos, a intensidad más idónea debe ser la moderada (entre un 60% a 70% de la frecuencia cardíaca máxima); sin embargo, sesiones cortas de ejercicio de intensidad moderada son una manera de manejar el deseo compulsivo ante señales que incitan a fumar. Los “deportistas de fin de semana” pueden tener un riesgo importante de padecer un evento cardiovascular.

Cuando un deportista abandona el cigarrillo, mejora ostensiblemente su rendimiento:

  • Ocho horas después de dejar de fumar. El exceso de monóxido de carbono ha salido del organismo.
  • Cinco días después de dejar de fumar. Casi toda la nicotina ha salido de tu cuerpo.
  • Una semana después de dejar de fumar. Empieza a mejorar el sentido del gusto y el olfato.
  • Tres meses después de dejar de fumar. Tu función pulmonar ha mejorado hasta un 30%
  • Doce semanas después de dejar de fumar. Tus pulmones han recuperado la capacidad de purificarse.
  • Doce meses después de dejar de fumar. El riesgo de padecer un infarto se ha reducido en 50%
  • Un año después de dejar de fumar. Un fumador de cajetilla al día se ha ahorrado cerca de un millón 800 mil pesos.
  • Cinco años después de dejar de fumar. El riesgo de enfermedad del corazón se ha disminuido al de un no fumador.

| Volver a arriba |

R_vit03
VITAMINA N PARA FUMADORES

Disfrutar de la naturaleza, tomando Vitamina N, es uno de los elementos vitales de la cultura del cuidado de Corazones Responsables, pero para disfrutar del entorno natural, la conservación es imprescindible. El cigarrillo y sus 7 mil desechos ponen en riesgo el equilibro medio ambiental y por eso es un obstáculo para el desarrollo.

Fumar es un hábito nocivo para la salud, pero también genera un impacto negativo en el medio ambiente de enormes consecuencias.

  • El tabaco produce contaminación atmosférica, deforestación, cambio climático, generación de residuos e incendios forestales.
  • Los desechos del tabaco contienen más de 7.000 químicos tóxicos que envenenan no solo la atmósfera, sino los suelos, mares y los cursos de agua. Tomados de manera individual son el tipo de basura más común en las calles. 10.000 millones de cigarrillos -de los 15.000 millones que se venden cada día- terminan en el medio ambiente, con su mezcla de nicotina, arsénico y metales pesados.
  • Hoy en día en gran parte de las ciudades hay restricciones para fumar en espacios cerrados por lo que los fumadores lo hacen en espacios exteriores y producen emisiones de gases y tóxicos contaminantes para la atmósfera.
  • Cada año se calcula que se generan en el mundo alrededor de 4,5 billones de colillas o cigarrillos. Estas colillas tardan 25 años en descomponerse en el ambiente.
  • Los componentes más importantes del cigarrillo, que son el alquitrán y la nicotina, pueden contaminar hasta 50 litros de agua además de matar peces, pájaros y animales que se pongan en contacto con este residuo.
  • Se gastan además una gran cantidad de papel para confeccionar los cigarrillos y los paquetes.
  • Cada año se consumen entre 82.5 y 175 millones de metros cúbicos de madera para la producción de tabaco. Eso representa cerca de 2 millones de hectáreas deforestadas.
  • Los incendios forestales suelen producirse en gran proporción por colillas mal apagadas.

Si nos interesa disfrutar de la naturaleza y aprovechar el cuidado natural que nos brinda, es imprescindible dejar de fumar para elevar la calidad de vida del planeta y disfrutar mejor de la Vitamina N.

| Volver a arriba |


REFERENCIAS

  • CASPERSEN CJ, POWELL KE, CHRISTENSON GM. Physical activity, exercise, and physical fitness: definitions and distinctions for health-related research. Public Health Rep. 1985; 100: 126-31.

  • UNDERNER M, PERRIOT J, PEIFFER G, MEURICE JC. Effects of physical activity on tobacco craving for smoking cessation. Rev Mal Respir. 2016; 33: 431-43].

  • UNDERNER M, PERRIOT J, PEIFFER G, MEURICE JC. The efficacy of physical activity as an aid to smoking cessation. Rev Mal Respir 2015; 32: 1016-33.

  • OMS: Recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud. Consultado en octubre de 2017. www.who.int

  • Women and health: today’s evidence, tomorrow’s agenda. Geneva: World Health Organization; 2009.

  • Framework Convention on Tobacco Control. Geneva: World Health Organization; 2003. Disponible en: www.who.int [accessed 14 June 2010].

  • Estudio Nacional de Sustancias Psicoactivas. Disponible en www.unodc.org

  • Campos N. Alimentación para Superar el Tabaquismo. Rev Costarr Salud Pública (Revista en internet) 2014 (Acceso 10 octubre de 2018); 24: 63 – 66 N. °1-Vol. 24- Enero – Junio 2015. Disponible en:

  • From the American Academy of Orthopaedic Surgeons.

  • Vida saludable, tabaquismo y alimentación.

  • Dietray Reference Intakes The essential Guide to Nutrient Requeriments 2011

     

REVISORES
Alex Rivera Toquica, Cardiólogo
Clara Saldarriaga. Cardióloga
Diana Ruíz. Médico Deportólogo
Dora Inés Molina. Internista.
Doris Helena Ospina. Psicóloga
Fernando Mendoza, Cardiólogo
Fernando Manzur, Cardiólogo
Harold Arévalo, Médico Deportólogo
Harold IBagón Nieto. Internista – Infectólogo
Jaime Rodríguez, Cardiólogo
Jorge Correa, Fisiterapeuta
José Javier Arango, Diabetólogo
Juan Fernando Gómez. Médico Pediatra
Leany Liceth Bandón. Nutricionista – Dietista
Ximena Palacio, Psicóloga

| Volver a arriba |

RECURSOS PARA PROMOVER ESPACIOS LIBRES DE HUMO DE TABACO

Señalización

Para lograr que la señalización no persiga a los fumadores que son enfermos a quienes debemos ayudar, sugerimos una señalización que toque la sensibilidad y que sea invitacional y no impositiva. Desde aquí puedes descargar la señalización de Corazones Responsables para Espacios Libres de Humo de Tabaco.

 

Guía Rápida de Espacios Libres de Humo de Tabaco

La Ley 1335 de 2009 rige en Colombia los espacios libres de humo. Hemos diseñado una guía rápida para descargar y compartir en todos los entornos.

Puede descargarlo aquí

 

Certificación de espacios libres de humo de la Fundación Colombiana del Corazón.

En el contexto de las intervenciones sobre los determinantes de la salud, la certificación de espacios libres de humo, creada por la Fundación Colombiana del Corazón surge como una iniciativa para impulsar que empresas, organizaciones, entidades públicas e instituciones educativas promuevan escenarios libres de humo, mediante la promoción pedagógica de mensajes que permitan reducir la exposición específica a factores que dañan la salud para desestimular condiciones perjudiciales y promover el cuidado como estilo de vida.

Puede descargarla aquí.

 

ENCUESTA SOBRE TABAQUISMO Y ESPACIOS LIBRES DE HUMO

La Encuesta sobre taquismo y espacios libres de humo le ayuda a entender el entorno donde trabaja o estudia. Se trata de un insumo para calificar la realidad que vive en su entorno frente al consumo de cigarrillo y a la promoción de los espacios libres de humo de tabaco.

Programa de Prevención del Tabaquismo en Centros Educativos

Para cumplir con las normas sobre espacios libres de humo no basta con una declaración o con una afirmación según la cual un centro educativo es libre de humo, o simplemente que en el lugar está prohibido fumar, es indispensable mantener una constante campaña didáctica que instruya a los niños y adolescentes en tomar conciencia de los riesgos que implica la adicción al tabaco y las consecuencias que este hábito puede tener sobre la salud. Proponemos una guía didáctica para los centros educativos.

Puede descargarla aquí.

 

CENTROS EDUCATIVOS LIBRES DE HUMO DE TABACO UNIDADES DIDÁCTICAS PARA USO DE DOCENTES

Para facilitar la gestión de las instituciones educativas, la Fundación Colombiana del Corazón ha preparado una serie contenidos didácticos de soporte para el profesorado:

Nº 1: El tabaco y sus componentes.
Nº 2: Los riesgos del consumo de tabaco para la salud.
Nº 3: Las estrategias y los valores que pretende transmitir la industria tabacalera.
Nº 4: Rompiendo mitos.
Nº 5: Los efectos del consumo de tabaco en la salud del fumador pasivo.
Nº 6: Normativa sobre espacios libres de humo de tabaco. ¿Sabía usted qué…?
Nº 7: La presión de grupo y el consumo de tabaco.
Nº 8: Normatividad colombiana sobre espacios libres de humo de tabaco.
Nº 9: Actividades para evaluar el aprendizaje del alumnado.

Puede descargarlo aquí

 

Pacto por una ciudad libre de humo de tabaco

      • Las ciudades y poblaciones optan por un pacto para impulsar espacios libres de humo porque el consumo y comercialización del tabaco son problemas sociales prioritarios para las políticas públicas.
      • El tabaco es la primera causa de muerte prevenible en el mundo. Causa más de 5.4 millones de muertes cada año por consumo directo y otras 600 mil muertes al año por consumo indirecto.
      • La evidencia muestra que el consumo de tabaco causa un inmenso perjuicio social, económico, ambiental y en la salud.
      • No solo los fumadores se hacen daño, la mayor afectación se produce hacia la mayoría de no fumadores que se ven obligados a inhalar pasivamente el humo ajeno en espacios públicos y cerrados. Entre los no fumadores quienes llevan la peor parte son los niños, y especialmente los bebés, quienes no pueden alejarse del humo por sí mismos. Los pulmones de los niños están en formación y son altamente vulnerables.
      • Los líderes políticos y las personas con funciones de responsabilidad frente a la sociedad en ciudades y poblaciones son los llamados a garantizar el cumplimiento de las normas, a impulsar nuevas reglamentaciones y a proteger la salud y la vida de las personas.
      • El tabaquismo constituye el principal factor de riesgo para diversas enfermedades. El cigarrillo enferma el corazón, produce cánceres diversos (de pulmón, de cavidad oral, laringe, esófago, vejiga, riñón, páncreas y estómago) y es el principal predictor de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
      • El tabaquismo es el principal factor de riesgo evitable para reducir los costos de salud pública.
      • En Colombia mueren alrededor de 47 mil personas debido a los efectos nocivos del tabaco con los gastos que implican para los servicios de salud.
      • La Ley 1335 de 2009 al establecer las disposiciones para prevenir daños a la salud de los menores de edad y de la población no fumadora, definió políticas públicas para la prevención del consumo del tabaco.

El PACTO DE CIUDAD que proponemos es un camino para lograr que los diferentes actores den entorno de ciudad se comprometan en el logro de ciudades libres de humo de tabaco.

Puede descargarlo aquí