Cultura de Aprender a Comer

Nada mejor que comer. La clave está en tomar la decisión de aprender a comer, que es aprender a elegir. Aprender a elegir cuando vas a mercado, cuando abres la nevera, cuando pides de una carta en un restaurante, cuando seleccionas alimentos en una línea de comida, incluso cuando te dan lo que no has pedido.


Lo que te llevas a la boca es tu decisión y lo que entra por la boca define y refleja lo que eres, lo que piensas, como te ves, como sientes, como te expresas. Todo. Porque somos lo que comemos, somos el resultado de lo que comemos.

 

Dejar de comer enferma. Los alimentos en realidad no son saludables o no, lo son tus decisiones. Los alimentos simplemente tienen propiedades. Unos mejores que otras para brindarte cuidado. Aprender a comer significa comer de todo sin prohibiciones, si restricciones, según tus necesidades, según tu actividad y edad o si eres mujer u hombre.

¿Qué como?, ¿cuánto como?, ¿cuántas veces al día como?, ¿cuántos de mis alimentos son naturales? ¿me gusta mucho la grasa? ¿a todo le agrego sal? ¿Quiero echarle azúcar a mis bebidas siempre? ¿Cómo muy pocas frutas y verduras? ¿tomo agua de manera permanente? ¿Me gustan tanto los dulces que como al menos uno al día? ¿Cómo hasta quedar saciado? ¿desayuno bien todos los días o apenas un cafecito? ¿Cómo 3 veces al día, 5 veces al día, 7 veces al día o todo el día pico algo? ¿como digo que no tengo tiempo voy a por comidas rápidas todos los días? ¿leo e interpreto la valoración nutricional de los alimentos que compro?

Por las respuestas a estas preguntas pasan las costumbres, tradiciones y aprendizajes que tuviste en tu vida alrededor de la comida y que han marcado tus pensamientos y decisiones hoy. Para Corazones Responsables aprender a comer es hacer equilibrio en el plato, en el día, en la semana y en el mes. Es generar el estilo que quieres para tu vida.

Un estilo sin dietas y sin restricciones, un estilo de disfrute por la comida. Los alimentos ofrecen bondades y beneficios que pueden optimizarse si aprendes a combinarlos, mezclarlos y disfrutarlos. La mejor forma de cuidarse es mantener equilibro entre las calorías que entran y las calorías que salen. Allí está una de las claves del aprendizaje con la comida.

DECÁLOGO DE CULTURA APRENDER A COMER

  • Comer es divertido, delicioso y satisfactorio. La clave es aprender a comer con equilibrio sin dietas ni restricciones. Las dietas, aunque estrictamente son un modo de vida, al implicar restricción en la vida cotidiana, no son bienvenidas para Corazones Responsables.
  • Cuidarse con los alimentos es aprender a elegirlos y disfrutar del sabor y el aporte de cada uno. Hay que comer de todo para mantenerte con energía y vitalidad, para que estés concentrado y rendir, para dormir mejor, para trabajar mejor, para relacionarse mejor.
  • Es clave mantener un peso saludable para cuidarte y verte bien. Corazones Responsables promueve el equilibrio entre las calorías que entran y las calorías que salen. Quiere decir que debes comer tanto según lo activo que seas.
  • Cuando vayas a mercar puedes iniciar con lo natural, con alimentos de calidad, adecuados a tu ritmo de vida y suficientes para tus exigencias diarias. Es clave aprender a leer las etiquetas de los alimentos.
  • Un Corazón Responsable se cuida consumiendo más frutas y verduras. Aportan fibra, antioxidantes, minerales y vitaminas, además de agua.
  • Un Corazón Responsables reduce el consumo de sal agregada a un máximo de 5 gramos diarios que son como la mitad de una cucharita pequeña. La sal es mejor para cocinar y no para agregar. Mejor si reemplazas la sal con especias, hierbas y condimentos naturales.
  • Un Corazón Responsable se cuida moderando los dulces y el azúcar. Es oportuno preferir bebidas sin azúcar o con muy poca. Si paulatinamente bajas el azúcar que agregas descubres el verdadero sabor de jugos, café y bebidas aromáticas.
  • Un Corazón Responsable para cuidarse selecciona alimentos bajos en grasa, que pueden ser cocidos, asados o a la parrilla. Aumenta el consumo de pescado, nueces y aguacate y cuando consumas grasas debes preferir las que provienen de los vegetales.
  • Un Corazón Responsable se cuida consumiendo diariamente más fibra. Fríjoles, lentejas, garbanzos, pastas, arroz integral, nueces, almendras, cebada, avena, panes integrales y frutas y verduras crudas con cáscara, entre otros, aportan las cantidades necesarias de fibra diaria.
  • Un Corazón Responsable se mantiene hidratado. La mejor bebida hidratante es el agua sin azúcar, pero puedes probar infusiones y té con limón si el agua no te hace feliz.

BITÁCORA Cultura de Aprender a Comer

¿QUÉ PUEDO HACER CON LA BITÁCORA?

  • Imprimir las infografías y ponerlas en carteleras.
  • Ponerlas en el inicio de los computadores corporativos como salva pantallas.
  • Distribuir todos los días en correo electrónico masivo como imagen en el contenido.
  • Enviar como archivo adjunto.
  • Enviarlas vía whatsapp.
  • Postearlas en redes sociales.
  • Puede sugerir a profesores, estudiante y empleados que los utilicen como cierre de sus presentaciones de power point para que cierre con una reflexión.
  • Para imprimir en acordeones de bolsillo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

  • Cultura del Movimiento Cultura del
    MOVIMIENTO
  • Cultura de Espacios Libres de Humo Cultura de
    ESPACIOS LIBRES DE HUMO
  • Cultura de Actúa con Corazón de Mujer Cultura de
    ACTúA CON CORAZóN DE MUJER
  • Cultura del Pensamiento Positivo Cultura del
    PENSAMIENTO POSITIVO
  • Cultura de la Conciencia Plena Cultura de
    LA CONCIENCIA PLENA
  • Cultura de la Vitamina N Cultura de
    LA VITAMINA N
  • Cultura del Cuidado en Vacaciones Cultura del
    CUIDADO EN VACACIONES
  • Cultura de los Números del Corazón Cultura de
    LOS NúMEROS DEL CORAZóN
  • Cultura de Organizaciones Saludables Cultura de
    ORGANIZACIONES SALUDABLES
EMPEZAR EL TEST DEL CUIDADO

Con esta experiencia aprenderás paso a paso cuál es tu condición de cuidado